Este año abrirá en Sevilla el primer banco de leche materna de Andalucía

MANUEL PLANELLES – Córdoba – 03/02/2008

“Es oro puro”, dice la pediatra Josefa Aguayo. Según esta especialista, los estudios científicos han despejado todas las dudas sobre las bondades de la leche materna. El debate sobre si las madres deben amamantar a sus hijos está cerrado. Un sí rotundo es la respuesta que ofrece Aguayo a esta cuestión.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha iniciado un proyecto para crear de un banco de leche materna en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde las madres podrán donar altruistamente. Desde este centro se intentarán abastecer las necesidades de toda la comunidad. Aguayo estima que durante este año se podrá poner en marcha esta novedosa iniciativa. Actualmente, sólo existen bancos de leche materna en Baleares y en la Comunidad de Madrid. Pero, fuera de España, países como Estados Unidos, Canadá o Japón tienen en funcionamiento experiencias similares.

El objetivo del banco de leche será la promoción y apoyo a la lactancia materna. Además, se encargará de la recolección, procesamiento, control de calidad y dispensación de la leche de madre. Los responsables del proyecto dejan claro que tanto la donación como la dispensación deberán ser siempre gratuitas. La leche donada podrá servir para alimentar a los bebés cuyas madres no puedan hacerlo, bien porque haya alguna contraindicación médica o bien porque todavía no le haya bajado el calostro a la progenitora. “Deberemos contar con el apoyo de las asociaciones de promoción de la lactancia para que salga adelante la idea”, apunta Aguayo.

La leche materna se suele clasificar en tres categorías. El denominado calostro es la leche de los primeros días tras el parto y suele tener un alto contenido calórico. La donada prematura es aquella que la progenitora produce entre el octavo y el trigésimo días desde el nacimiento. Y, por último, está la leche donada madura.

“Este alimento materno tiene muchas potencialidades”, apunta Aguayo. Y no sólo para los bebés. Es una verdadera medicina natural. De hecho, en Estados Unidos ya se le está administrando a pacientes adultos. Se trata de enfermos oncológicos, alérgicos o con colitis agudas. Según Aguayo, “a medio plazo” la intención es que los adultos también se puedan beneficiar del banco de leche materna que se pondrá en marcha en Andalucía. “Nuestra intención es incorporar al equipo a una nutricionista”, señala Aguayo.

Para que las mujeres puedan donar su leche se tendrán que seguir unos estrictos controles. “Igual que cuando se dona sangre”, subraya Aguayo. Las mujeres deberán estar sanas y hacerlo voluntariamente. Además, no podrán tener prácticas de riesgo o haber contraído determinadas enfermedades como el sida, la hepatitis B o C o la sífilis. La leche recolectada se procesará mediante congelación, pasteurización o ambos procedimientos. En casi todas las unidades de neonatos de Andalucía existen pequeñas instalaciones en las que ya se realizan estos procesos. Pero se trata de la leche que cada madre guarda para dar a su hijo en determinados casos. Con el banco de leche se pretende extender la experiencia y permitir la donación altruista de este “oro puro”.

© Diario EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España]Tel. 91 337 8200

© Prisacom S.A. – Ribera del Sena, S/N – Edificio APOT – Madrid [España] – Tel. 91 353 7900

Anuncios